sábado, 17 de octubre de 2009

¡Hasta siempre jugón!


Hola. Parece como si yo hubiera resucitado del tiempo que hace que no dejo ninguna entrada, pero no es tan dramático. La verdad es que estoy de vacaciones. Para que entiendan lo extraordinario de esta entrada, no crean que me apetecía mucho el escribir algo, pero la situcación lo puso en mi cabeza. Esta mañana (pasado el mediodía claro) me he terminado de despertar con una noticia de las que no son muy agradables, la muerte de un comunicador único. Con Andrés Montes le cogí yo el gustillo al baloncesto NBA. Los de mi generación recordaran las retransmisiones de Ramón Trecet en la 2 los sábados por la mañana y la tranquilidad de este hombre, con todo su vasto conocimiento del baloncesto NBA. Pero con Andrés Montes de comentarista la cosa cambiaba, era un escandaloso en el mejor término de la palabra, te hacía vibrar comentara lo que comentara por que tenía la pasión de quien disfruta con lo que esta haciendo. Vaya desde este discreto rinconcito el pequeño homenaje a este señor con todo el cariño, que donde quiera que esté siga sus máximas como la última que nos dejo, "La vida puede ser maravillosa" ;-(

1 comentario:

  1. Me falto comentar que espero que donde vaya el amigo Montes le permitan llevan su colección de pajaritas y de chalecos, que desde luego tenía que ser de los más inmenso. Salu2, rober ;-)

    ResponderEliminar

¡Te invito a dejar tu comentario!
Sólo eliminaré aquellos que falten el respeto a los demás o que no vengan al caso (por ejemplo, SPAM).
Gracias por echar un 'huele'.